línea de apoyo bilingüe de 24 horas: 651.772.1611

Historia

Cuando el  “movimiento de las mujeres maltratadas” era aún joven hacia el final de la década de los 1970, un pequeño grupo de activistas latinas se reunieron en St. Paul, MN, para educar a sus comunidades  y servir como intercesoras para las latinas.  Casa de Esperanza fue incorporada como organización sin fines de lucro en 1982 y abrió un refugio. Le mostramos a continuación algunos logros que, mirando en retrospectiva, indicaron prioridades futuras y direcciones a tomar:

1989 Comenzaron a tener lugar los talleres comunitarios para latinas.

1993 Fue establecida la línea de ayuda bilingüe para situaciones de violencia doméstica, disponible las 24 horas, 7 días de la semana.

1995 Se desarrolló el primer producto, el film My Girlfriend Did It (Mi Novia lo Hizo).

1999 Se iniciaron sesiones de escucha en la comunidad y fue lanzada Fuerza Unida, la cual se enfocó en aprender qué era lo importante para las latinas y en cambiar los comportamientos de la comunidad con respecto a la violencia doméstica.

2001 Fue aprobado un nuevo enunciado de la misión de la organización que identificó a la comunidad como el agente de cambio en la erradicación de la violencia doméstica.

2004 Sostuvimos nuestra primera conferencia nacional, Respondiendo a la Violencia Doméstica en las Comunidades Latinas, la cual tuvo lugar en Minneapolis.

2005 Recibimos la primera Subvención para Asistencia Especializada, de la Oficina Contra la Violencia a la Mujer (OVW, por sus siglas en inglés), del Departamento de Justicia de los EE. UU.

2009 Lanzamos la Red Nacional Latina pro Familias y Comunidades Saludables, la que expandió el trabajo que realizamos a nivel nacional para incluir capacitación, asistencia especializada, investigación y promoción de políticas.

2011 El Departamento de Salud y Servicios Humanos le concedió a Casa de Esperanza la Subvención Discrecional para la Prevención de la Violencia Intrafamiliar y para los Servicios. La subvención designó a la organización como un Centro Nacional de Recursos para Asuntos Especiales Culturalmente Específicos, cuya meta es concentrarse en el trabajo con comunidades latinas. En su función de centro nacional de recursos, Casa de Esperanza es miembro de  una red que se expande a nivel nacional y que respalda todo esfuerzo de prevención e intervención que esté teniendo lugar a todo lo largo del país con el objetivo de ponerle fin a la violencia doméstica y la violencia en el noviazgo.

Si le interesa una historia más detallada puede visitar los siguientes casos de estudio.

Filosofía

fotografía © douglas beasley | hecho con un copiloto